Cookie [false/7]

Usamos cookies para mejorar la experiencia.

Formulario de contacto

Dark mode Logo

Dark mode Logo

Default Image

timeago

Related Posts

×
AXN

'Transplant', un drama médico de alta tensión - Nueva serie de AXN

Si hay dramas médicos que me han enganchado han sido 'The Resident', 'Combat Hospital' y 'The Good Doctor', que despide su cuarta temporada en AXN. Precisamente, para llenar ese hueco, el canal nos trae otro drama médico muy potente. 'Transplant'.

La serie está protagonizada por rostros conocidos e interesantes como John Hanna ('Spartacus'), Hamza Haq (Jett) o Laurence Leboeuf a quien hemos visto en 'Turbo Kid'.

Ahora entremos en materia. 'Transplant' empieza fuerte. Para ser honestos el inicio del primer capítulo es tan brutal que ni lo veis venir: es intenso, dramático y sorprendente. Pero no contentos con eso, todo el episodio es de una carga emocional de alto voltaje.

'Transplant' está ambientada en Canadá, donde nuestro protagonista, Bashir Hamed se encuentra trabajando en un restaurante cuando todo, de repente, sin más, cambia para él tras los acontecimientos de la noche en la que atiende a Jed Bishop, jefe del hospital médico. Esa noche fatídica se tornará aún más intensa cuando muestre una actitud sospechosa ante la policía que se haya en el hospital tomando declaración a los afectados. Y precisamente, ahí, entra en juego una de mis partes favoritas. 

Cómo el hecho de ser de una nacionalidad diferente afecta a la manera en que pueden ver los demás a las personas. Uno de los puntos más interesantes es como se representa a lo largo del capítulo los prejuicios, el racismo o las diferencias de juicios de valor - entre otras cosas - en un único escenario, el hospital. Y lo hace con diferentes perspectivas a través de los personajes, pero también a los ojos de su protagonista, Bashir Ahmed

Sin embargo, como espectador, lo más impactante no es ver el caos que se genera en el hospital, donde no se da a basto, es el hecho de que te hace partícipe, como si estuvieras ahí, en primera persona. Viéndolo todo, sintiéndolo todo. Su primer episodio es duro. Muy duro. Es intenso porque es crudo. Sin embargo, su visionado se hace tan ligero como adictivo. La puesta en escena es tan apabullante que te ves inmerso y sufres como los protagonistas. En definitiva, vedla, que no os vais a arrepentir.

- Alberto Perni



Publicar un comentario