Reseña: 'Un Héroe' - El regreso de Asghar Farhadi al Golfo Pérsico

El director iraní Asghar Farhadi, ganador dos veces del Oscar a mejor película extranjera por Una Separación (2011) y El Viajante (2016), y conocido en España principalmente por dirigir Todos lo Saben en 2018, regresa a su país de origen con Un Héroe, que se estrenará en los cines y Amazon Prime el 21 de enero de 2022.

A Contracorriente Films

Sobre un paisaje árido y soleado, que rápidamente evoca al golfo Pérsico del realizador, va caminando
Rahim, un preso que ha recibido un permiso de dos días que aprovechará para tratar de convencer a su acreedor para devolver una deuda de la que todavía no ha podido deshacerse. Sin embargo, las cosas se tuercen cuando su pareja encuentra un bolso que esconde una gran suma de dinero.


Farhadi juega con los dos mundos que plantea la película: la cárcel y el mundo exterior.  A través de planos en interiores, se plasma la podredumbre y el deseo de ser puesto en libertad, en un entorno en el que se respira envidia y resentimiento entre los compañeros de celda de Rahim por ver que su compañero podría salir del arresto. Por el contrario, el mundo exterior, con un clima agradable que incita a escapar de la prisión, representa todo aquello que el protagonista tenía al alcance de su mano: su hogar, su familia y los pequeños detalles que le brindaba la vida.


En el momento en el que el personaje principal sale al exterior para reencontrarse con sus seres queridos, se encuentra también con sus enemigos: su demandante y ex-mujer. A partir de este punto de partida, la cinta profundiza en la responsabilidad que supone para un padre el hecho de rehacer su vida, reinventarse, así como dar una buena imagen de sí mismo a la familia y a los hijos que tiene que educar.


A Contracorriente Films


Al igual que han hecho anteriores filmes del director, su última cinta habla sobre la importancia de tener una familia. Desde el inicio se muestra que, pese a todo el tiempo que ha pasado bajo arresto, el protagonista sigue manteniendo una buena relación con sus seres queridos: su novia le recibe en su coche con entusiasmo, y su hermana, padres e hijos tampoco parecen verse molestos por su periodo en prisión. El hecho de dejar un buen legado, el peso de la herencia, transmitir buenos valores desde la infancia y la religión son elementos con los que conviven sus personajes.


Como otra característica, Una Separación y Un Héroe comparten el mismo hilo conductor: el enfrentamiento entre familias. Mientras Farhadi en 2011 utilizó una muerte fetal, 10 años después usa un inocente bolso como el causante de los conflictos que se originan entre los personajes. De hecho, este recurso lo repite sutilmente hasta la saciedad para que el propio espectador pueda adentrarse en la frustración y monotonía que viven las familias.


A Contracorriente Films

En el instante en el que los problemas familiares comienzan a acentuarse, el director no tiene miedo de emplear el papel que desempeñan los medios de comunicación como herramienta de difamación y toma y daca entre las familias. De la misma manera, tampoco duda en aprovechar las secuencias más álgidas para mostrar las peleas que se originan y cómo son observadas desde el punto de vista de otros personajes. Sobre esto último, destaca el papel que ejerce el hijo de Rahim como testigo: la inocencia, ternura y tartamudez que encarna dan una faceta distinta al relato.


Tal y como se presenta al personaje -de origen humilde, con una familia que lo quiere y una apariencia amable de no haber roto ni un plato-, el espectador logra comprender sus contratiempos, los cuales a cualquiera de nosotros nos podrían ocurrir. De esta forma, Farhadi convierte a Un Héroe en una cinta cercana, acogedora y de las más sobresalientes del año.

-Víctor Vicente



Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente