top of page

“Cementerio de coches”: Un cortometraje sobre xenofobia, intolerancia y dolor

Dirigido por Miguel Ángel Olivares, el cortometraje ha ganado varios premios en diversos festivales nacionales e internaciones. Ahora se puede ver en Filmin desde el 26 de enero.

En el mundo del cine, y más si hablamos del mundo del cortometraje, cada obra busca contar una historia única y conmovedora. ‘Cementerio de Coches’ (2023), el último cortometraje de Miguel Ángel Olivares, no es la excepción. A través de una trama que aborda la xenofobia, la amistad y el dolor, nos  lleva a una experiencia cinematográfica que va más allá de la pantalla para resonar en el corazón del espectador.

Una narrativa profunda

La narrativa gira en torno a la amistad entre dos niños, Rubén y Asir, quienes se encuentran regularmente en un desguace de coches para disfrutar de su tiempo juntos. Sin embargo, la normalidad se quiebra cuando Asir llega con un ojo morado, consecuencia de una brutal paliza motivada por racismo que él, como migrante de ascendencia árabe, ha sufrido. Este triste episodio se convierte en el catalizador de una historia que destaca la importancia de la amistad genuina en medio de la adversidad.



Una obra visualmente impactante

El director, Miguel Ángel Olivares, conocido por sus trabajos como actor en series de televisión y por su exitoso cortometraje anterior ‘Julia’ (2020), nos presenta una obra visualmente impactante. ‘Cementerio de Coches’ no solo es una reflexión sobre la integración social, sino también una exhibición de destreza estética y fotográfica. Olivares utiliza planos atractivos y relevantes para plasmar los sentimientos de los personajes, convirtiendo cada escena en una auténtica delicia audiovisual.



El simbolismo del título

El título poético del cortometraje, ‘Cementerio de Coches’, se revela como un simbolismo profundo que trasciende lo meramente automovilístico: los coches, heridos por el impacto y destinados al desguace, se convierte en metáfora de las heridas físicas y personales que los seres humanos llevan consigo. Así, el dolor se convierte en una caja de resonancia, una huella indeleble que perdura en el tiempo.



Abordando temas sociales actuales

La trama se centra en el encuentro de Rubén y Asir en este lugar simbólico. La agresión xenofóbica que sufre Asir se presenta como un reflejo de los problemas sociales contemporáneos, recordándonos a otras obras cinematográficas que han abordado la amistad entre niños de diferentes orígenes, como ‘El niño con el pijama de rayas’.

En esta caso, Rubén se convierte en un faro de apoyo y esperanza en un mundo marcado por el racismo y la xenofobia, haciendo destacar la importancia de la amistad infantil como un antídoto contra la intolerancia.



En conclusión, ‘Cementerio de Coches’ es una joya audiovisual que va más allá de la narrativa convencional. Miguel Ángel Olivares nos invita a reflexionar sobre la xenofobia, la amistad y el dolor a través de la mirada inocente de dos niños. Una obra que no solo entretiene, sino que también deja una marca duradera en el espectador, recordándonos la capacidad transformadora de la amistad en medio de las adversidades de la vida.

 

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page