top of page

Crítica de un hípster en la España vacía

Un proyecto, un jefe que se quiere tirar a tu novia y un pueblo perdido de la mano de dios, ¿qué puede salir mal de todo esto?


Un hípster en la España vací es una divertida crítica sobre la sociedad actual, la política, los privilegios y un reclamo sobre un problema real: la España vaciada.



En ella, el protagonista es un joven integrante de un partido moderno, de ideas frescas y con una misión: arreglar los problemas de la España vaciada. Hasta aquí todo bien, pero viene el primer gran punto de la película: Quique, el protagonista, es enviado a un pueblo de Teruel en el que deberá implantar todas estas políticas in situ, en un plan urdido por su novia y su jefe para quitarlo de en medio y dar rienda suelta a su pasión desenfrenada.

 


Una vez en Teruel, Quique se enfrentará a la realidad de la España vaciada: la tradición, y en el camino a cambiar las cosas, se dará cuenta de lo necesario que es adaptar las tradiciones a los tiempos modernos.

 


Sin duda una película desternillante y crítica con la realidad, de esas que te hacen darte cuenta de que el cine español no es el cliché que se sigue esperando.



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page