top of page

Crítica Había una vez, mi familia: Cómo conocimos a nuestros padres



El espectáculo, que rinde homenaje a ‘Los Payasos de la Tele’ y al género clown, podrá verse hasta el 16 de junio, en el Teatro Alcalá de Madrid


Había una vez, familias reunidas frente a un televisor. Muchas veces hasta los vecinos. Eran los setenta y ochenta, una España en blanco y negro. Monocromática la realidad como la ficción. Una caja tonta, de grandes dimensiones, pero con un 1 y un 2 de programación. A las siete de la tarde, durante una hora, el país se detenía. De infarto, minutos, segundos y porque no existían los nanosegundos en el metaverso de Támara Falco, a la espera de oír “¿Cómo están ustedes?”. Un “bieeeeen” atronador, de pequeños y mayores, que sonaba en todos los rincones incluso al otro lado del charco. Rompiendo audiencias y acelerando corazones, nunca antes unas túnicas rojas, unos bombines, unos zapatones y unas narices postizas habían generado tantas sonrisas. Risas de color que permanecen en el recuerdo para muchas generaciones. José, Pepito o Susanita, no importa el nombre, ‘Los Payasos de la Tele’ es la historia de cómo conocimos a nuestros padres.


No siempre fueron unos carcas y unos aburridos, también sabían como divertirse, aunque ahora parezca que no lo hagan. Entre palomitas y cacahuetes, querían ser trapecistas, forzudos o domadores de elefantes y fieros leones. En equilibrio con una pértiga de realidad, crecieron, como haremos todos, dejando sus sueños a un lado por números y llegadas a fin de mes. El Teatro Alcalá de Madrid se convierte en una gran carpa de circo para recordarles a nuestros padres como era su infancia y para que conozcamos de cerca, sin despegarnos de la butaca, como disfrutaban de la vida sin preocupaciones. ‘Había una vez, mi familia’, que rinde homenaje a ‘Los Payasos de la Tele’ y al género clown, es un espectáculo de pura diversión nostálgica. Un reencuentro teatral, musical, clásico, bonito, cargado de grandes dosis de humor y momentos delirantes, con nuestros amigos del colegio. Hasta el 16 de junio, podremos seguir jugando en este emblemático patio de recreo de la mano de Los Aragón.



Padezco coulrofobia o lo que es lo mismo, miedo a los payasos. De pequeño, no podía ver ni en pintura a estos personajes circenses. En mi comunión, tuve dos por el precio de uno. Tampoco, me gustaba estar cerca del Papá Noel del Corte Inglés porque te perseguía por toda la juguetería para que le entregaras la carta. Ahora entiendo porque en las novelas de terror y en las películas de miedo, generan tanto pavor. No les quito la razón. Dejando a un lado los traumas infantiles, aunque estaban presentes mientras miraba el espectáculo, he de confesar que a pesar de que ‘Había una vez, mi familia’ no me ha reconciliado con mi ayer, me ha enseñado a valorar el trabajo de quienes se esconden tras las pelucas, el maquillaje y las narices de gomaespuma. Es más fácil hacer llorar al público que reír. Este show logra lo imposible: sacarte una sonrisa desde el inicio hasta el final. Uno de los elementos que ayuda a esto es su caoticidad en el buen sentido, es decir, sobre el escenario, se muestran escenas hilarantes y locas, bien hiladas, formando un “caos” casi perfecto. No es elegante como el Circo del Sol ni tampoco underground como el de Alaska, en esencia, es un regreso al pasado cálido, mágico y reconfortante, para todas las edades.


‘Los Payasos de la Tele’ es historia de España. Nadie puede decir lo contrario. A pesar de que Emilio Aragón consiguiera menos puntuación que Hernán Cortes, lo que evidencia que se necesita más cultura en el país y menos exaltación de personajes polémicos, en el programa de RTVE, ‘Lo mejor de la historia’, este mítico show forma parte de nuestro ADN. De cromosoma a hélice, ‘Había una vez, mi familia’ es un homenaje no solo a la televisión sino también a los niños que crecieron en compañía de Miliki, Fofo y Gaby. Si que es cierto que ya me pilló crecidito esta producción audiovisual y no sentí una fuerte conexión emocional con el espectáculo en ciertos momentos, pero me sorprendió gratamente sobre todo su final. Los últimos minutos, gracias a su esencia evocadora, me hizo acordarme de cuando mi padre me ponía en el equipo de música canciones como ‘La gallina turuleca’, ‘El auto nuevo’, ‘Cómo me pica la nariz’ o ‘La barba’ y las cantábamos a capella. En definitiva, lo disfrutarán mayores y pequeños, pero principalmente los primeros.




Durante el espectáculo, que se pasa volando de lo ameno y divertido que es, se recorre todos los subgéneros y técnicas características del mundo del clown, como la gestual, la textual, la parodia, lo circense y la técnica, y en todas sus vertientes, como la entrada completa, los números musicales, el humor, la poética visual, el simbolismo o la magia. En otras palabras, trasladar el formato televisivo del que bebe al teatro. Para conseguir que todas las piezas encajen en este puzle, no solo se necesita un director sino también un elenco a la altura. Desde Mónica hasta Alonso, Gonzalo y Rodrigo Aragón, pasando por los que conforman a Los Toni, se nota que el reparto está cómodo en cualquier escenario. Esa seguridad, como peces en el agua, hace que el público viva este show en primerísima persona.


No faltarán tartazos, caídas, canciones, juegos de sombras y marionetas, rupturas de cuarta pared e incluso guiños a series y películas de antaño. Un espectáculo original y colorido que no dejará a nadie con un mal sabor de boca. ‘Había una vez, mi familia’, un viaje a la niñez de nuestros padres, que podremos disfrutar con ellos, hasta el 16 de junio, en el Teatro Alcalá de Madrid. La capital saca su lado más circense al grito de “¿Cómo están ustedes?”. Y así es chicos, cómo conocí a vuestros abuelos.

113 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Need help with your DNP capstone project? Visit https://www.dnpcapstoneproject.com/ for expert assistance from qualified DNP professionals. We offer personalized help without overpaying. Enjoy benefits like weekly assignments, fast turnaround times, and full confidentiality. Our projects are guaranteed to pass Turnitin checks and meet your specific requirements. Save 20% on your first order and achieve your academic goals with ease. Order now and experience top-quality DNP capstone writing services!


Like
bottom of page