top of page

Crítica | Hypnotic: Robert Rodriguez quiere hipnotizarte

El versátil director Robert Rodriguez se une a Ben Affleck en un thriller que busca hipnotizar a la audiencia.

Robert Rodríguez es un caso fascinante en el mundo de Hollywood. El director tejano cuenta con una filmografía que abarca, de igual forma, franquicias como El Mariachi, Spy Kids y Depredador. Ahora suma a este diverso repertorio un thriller psicológico, adentrándose en un género donde nunca antes lo habíamos visto.


En esta historia seguimos al detective Danny Rourke (Ben Affleck) quien, luego de la desaparición de su hija, entra en contacto con una serie de crímenes relacionados con los hypnotics: personas capaces de controlar el comportamiento ajeno manipulando su percepción de la realidad. Es una trama que promete intrigas y giros inesperados, donde nada es lo que parece. Lamentablemente, el guion de Hypnotic parece el primer borrador de una historia que necesita mucho más trabajo para ser inteligente.

Es valorable que Rodriguez y su equipo hayan apostado por la creación de una historia completamente original en un género lleno de potencial, pero el resultado es una amalgama de ideas interesantes que han sido mejor ejecutadas por películas superiores. Hay intentos de emular el cine de Christopher Nolan, con claras referencias a Memento y Origen, pero estamos frente a la versión "directo a DVD" de esos mismos conceptos.


Es sumamente importante, al introducir "poderes" como lo hace Hypnotic, que las reglas del universo estén suficientemente claras para que el espectador pueda entender el mundo que observa. Nada más alejado de la realidad en el caso de los hypnotics, quienes son explicados por una pseudociencia que se asemeja más a la magia, y cuyo funcionamiento carece de coherencia al cambiar de escena en escena. Esto provoca que los giros de la trama sean inesperados debido a la confusión del espectador acerca del funcionamiento de este universo; y no debido a un guion inteligente que los respalde.

El montaje, la apuesta visual, y las actuaciones tampoco elevan a este debilitado guión, y en algunos casos lo hunden aún más. La experiencia final se siente como una de esas películas de ciencia ficción mediocres que se pueden encontrar enterradas en cualquier plataforma de streaming, que -por alguna razón- logró atraer a Ben Affleck y ser estrenada en salas.


Hypnotic parecía tener varios ingredientes para ser una gran película: un director experimentado, un protagonista de primer nivel y una idea intrigante. Parecía que podría ser el thriller de suspenso que estábamos esperando, pero nada es lo que parece.



45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page