top of page

Crítica | Todos quieren a Daisy Jones

Nos transportamos a la meca de la industria musical con el grupo ficticio Daisy Jones & The Six


Basada en el bestseller de Taylor Jenkins Reid de título homónimo, la miniserie Todos quieren a Daisy Jones se estrenó el pasado marzo en Prime, y desde el primer momento se ganó a la crítica consiguiendo puntuaciones más que notables en las páginas de cine y series más reconocidas.


La autora, que ya contaba con un enorme fandom fruto del éxito de su anterior y quinta novela, Los siete maridos de Evelyn Hugo (2017), generó tanta expectación que Todos quieren a Daisy Jones estuvo nueve semanas consecutivas en la lista de los libros más venidos de The New York Times. Conociendo el elevado número de ejemplares vendidos, no era difícil intuir que su adaptación cinematográfica estaba cerca. Sin embargo, no era una tarea fácil de abordar debido al formato del libro, que principalmente desarrolla la historia mediante entrevistas a los personajes.


Fue la productora de Reese Witherspoon, llamada Hello Sunshine, la que cogió el timón del barco después de que la famosa actriz acabara fascinada con el libro tras ser la elección del mes de marzo de 2019 de su club de lectura. Lo más curioso de esta historia es que la novela se publicó el 5 de marzo de ese mismo año, pero Reese ya animaba a sus seguidores a reservar su ejemplar y exprimir la preventa desde el primer momento. El caso es que Hello Sunshine se unió a Amazon Studios, Big Indie Pictures y Circle of Confusion para traernos la esperada adaptación de la obra de Taylor Jenkins Reid.


La trama principal gira en torno a un grupo de música que busca el éxito internacional desde la ciudad de Los Ángeles durante la década de los 70. El grupo, liderado por Daisy Jones (Riley Keough) y Billy Dunne (Sam Claflin), los vocalistas principales, navega por las diferentes fases y obstáculos que se encuentran en la búsqueda del equilibrio entre sus vidas privadas y el éxito colosal que se les viene encima.


La autora de la novela confiesa haberse inspirado en el popular grupo británico de rock Fleetwood Mac y, sobre todo, en su vocalista Stevie Nicks, por lo que la historia de Todos quieren a Daisy Jones nos resulta un tanto familiar y quizás incluso redundante. Como espectadores, somos testigos de los estereotipos más asentados sobre los grupos de música rock: disputas entre los integrantes, aventuras amorosas, excesos, auge y declive.


Como contrapeso al hecho de que el argumento principal escasea de originalidad, no podemos dejar pasar la oportunidad de mencionar la exquisitez visual y acústica que derrocha cada episodio de la miniserie. Desde la cinematografía a la ambientación, desde los escenarios a la música. Y es que, si todo gira alrededor de un grupo de música, música tiene que haber. Aunque transformar en realidad las canciones del libro era quizás el trabajo más complicado del proceso de adaptación, lo han superado con creces. De hecho, el álbum que el grupo crea en la serie, Aurora, se ha comercializado como si fuera un álbum real y no una BSO de la serie. Algunas canciones cuentan ya con millones de reproducciones en Spotify, iTunes y YouTube.


Como curiosidad más llamativa, te contamos que Riley Keough, la actriz que interpreta a Daisy, es la nieta de Elvis Presley, por lo que su salto definitivo al estrellato no podía ser de otra forma que a través de la música, aunque si bien es cierto que no es su primer papel como actriz, contando ya con títulos como Mad Max: Furia en la carretera (2015) o La suerte de los Logan (2017) bajo su manga, en los que comprarte cartel con Charlize Theron o Daniel Craig respectivamente.

14 visualizaciones0 comentarios

Kommentit


bottom of page