top of page

Deadpool 2, vuelve el mercenario bocazas con más chimichangas

Deadpool, el mercenario bocazas favorito de Marvel regresa a los cines tras el arrollaor éxito de la primera entrega Fox y Ryan Reynolds vuelven dos años después para ofrecernos un filme con el doble de chimichangas, el doble de gamberrismo, más personajes y nuevo director, David Leitch.

David Leitch, curtido en el cine de acción con títulos como ‘Atómica’ y la genial ‘John Wick’ toma el relevo a Tim Miller que ya trabajó antes en el universo Marvelita con Thor: El mundo oscuro’, para ofrecernos una nueva y salvaje entrega de Deadpool. En esta ocasión, la cinta es más intensa y con una mayor carga dramática, pero sin dejar de lado, claro está el tono que caracteriza al personaje -tanto en el filme como en los cómics- ofreciendo al espectador un explosivo arranque.

La secuela retoma parte del elenco de la anterior entrega como Coloso y Cabeza Nuclear Adolescente Negasónica o Dopinder. Sin embargo, también presenta la inclusión de nuevos personajes -muy esperados- como Cable (Josh Brolin) o Domino (Zazie Beetz) a los que se les suman varios cameos del Universo X-Men. Sentando así las bases del que será el nuevo universo mutante compartido, presentando aquí al grupo mutante conocido como X-Factor junto al mercenario bocazas.

Josh Brolin que también tiene experiencia en el universo cinematrográfico de Marvel dando vida al Titán Loco, Thanos, interpreta aquí con gran acierto a Cable, el viajero del futuro. Si alguien tenía dudas sobre su elección como el legendario mutante, en cuanto aparece en pantalla se disipan, eso sin mencionar la innegable química que tiene con Deadpool. Encaja a la perfección.

Por supuesto, no podemos obviar las espectaculares coreografías y la aparición de un mítico personaje del universo X-Men. Todo se conjuga para ofrecer un espectáculo audiovisual de proporciones épicas, lleno de momentos hilarantes y pese a que, pueda rozar lo paródico, resulta inteligente porque no engaña a nadie, no se toma en serio así misma y le funciona. Incluso, al igual que en la primera entrega del personaje, nuestro mercenario bocazas, rompe la cuarta pared.

‘Deadpool 2’ está llena de efectismo, de momentos salvajes, extremos y con un humor salvaje, realmente desenfrenado, pero también lo está de guiños, homenajes y bromas privadas, resulta tan irreverente que nos da igual, queremos verla y pasarlo en grande. Y os aseguramos que guarda más de una sorpresa y ases en la manga.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page