top of page

Dragon Ball: Super Hero es una película hecha para los fans – Crítica




Cada vez que se estrena una película de la franquicia de Dragon Ball, todos los fans del mundo saltan de emoción. No en vano, es una de las joyas de la corona de Toei Animation más longevas, más populares y de las que más ganancias genera con todo el material sacado y por sacar.

En esta ocasión, acostumbrados a tener las aventuras de Goku mediante otra distribuidora, tuvimos la sorpresa de que Crunchyroll se hizo con los derechos de emisión en su plataforma. En España además, llega a distribuirse gracia s Sony Pictures, gran distribuidora de renombre y asentada mundialmente.



Esta nueva aventura creada, diseñada y supervisada por Akira Toriyama, creado original del manga, nos vuelve a transportar al mundo de Goku y compañía para plantearnos otros problema: sus vidas corren peligro debido al resurgimiento del Red Ribbon, siendo uno de los cabecillas el doctor Hedo, nieto del fallecido doctor Gedo. Junto con Magenta y Carmine, dos personajes que siguieron muy de cerca los hechos y caída del Red Ribbon, convencerán a Hedo de que Goku y sus amigos, junto con la organización Capsule Corpore, pretenden dominar el mundo gracias a poder que tienen, tanto tecnológico como a nivel social.

A nivel argumental, la trama es bastante sencilla y fácil seguir, incluso si no has visto Dragon Ball Super. Es más, la cinta se esmera en ubicar y explicar bien al espectador. 


Tan es así, que puede llegar a hacerse lenta la cinta. Si bien es entretenida, pues todos los fans de la serie lo disfrutarán, ves que pasa el tiempo y realmente no está sucediendo nada. Y a pesar de que la trama sea fácil de digerir, hay ciertas lagunas argumentales e incongruencias que dan a entender el poco empeño que han podido tener al realizar la cinta, más orientada a un público infantil, que a los verdaderos fans, a pesar de que también les guste. Algún que otro chiste se colará en los diálogos, así como momentos divertidos, pero din quitar dramatismo a la situación.



La pelea final se encuentra en la línea de las anteriores cintas. Ataques, dramatismo, situaciones divertidas protagonizadas, como no, por Trunks y Gohan y, sobre todo, la reunión de la mayoría de los personajes principales. En cuanto a los personajes, nos encontramos con todo los que gozan del cariño del público: Gohan, Piccolo, Goku, Trunks, Bulma, Gothens, Krillin, C18 y algunos de los personajes de otras películas anteriores, como Beerus, Broly o Chili … 


Sin embargo, a opinión personal, hay dos cosas que no me han gustado. Ya sabíamos que la cinta iba a tener como protagonistas a Piccolo y Gohan con nuevas transformaciones, pero dejar apartados a Goku y Vegeta en una pelea absurda en el mundo de Beerus, deja mucho que desear. 


La película es sencilla, hasta niveles catastróficos. Por otro lado, a Bulma, una mujer que ha sido clave para resolver muchos problemas en las aventuras de Goku, ha sido relegada a una mujer frívola y aún más egoísta que solo se preocupa por estar joven y tener buen culo. Además, Chichi, otro personaje protagonista en las primeras series de Dragon Ball, ya ni sale. Para qué. Cada vez más, la franquicia se ensaña con las mujeres protagonistas, dejándolas apartadas de la lucha y los problemas que solo parece interesar a los hombres. Al menos, la representación de C18 sigue en pie aunque apenas tiene planos y ahí empieza a desarrollarse Pan, que en la cinta solo tiene 3 años, pero ya se vislumbra el potencial.




Por otra parte, Piccolo me ha parecido el protagonista principal y el hilo conductor del largometraje y no Gohan. A este último le presentan como a un friki que estudia y no se preocupa ni por su hija. Pero se le considera protagonista porque tiene mucho peso en la pelea final. Parece que al personaje le han metido con calzador el tener un poder que supera al resto. Es u personaje aburrido que no hace nada ni casi aparece hasta el final. No me termina de convencer este tipo de táctica muy de Toei Animation que trata a los personajes como bobos aunque sean la leche luchando. Con Goku funcionaba, pero con su hijo no.

En cuanto al doblaje, felicito a Crunchyroll por haber recuperado al elenco original de la serie. Sin duda, todo un acierto que, de no haber sido así, la cinta no solo habría decepcionado a los fans, sino que ni siquiera habría sido potable. 

El excelente trabajo que hace Mercedes Hoyos en la dirección es uno de los pilares fundamentales en los que se apoya esta franquicia en nuestro país. 


Y aunque la gran mayoría de las voces son nuevas, hay algunas que se mantienen, como la irremplazable y mítica Ángeles Neira como Krillin, Pilar Valdés como Pan (también voz de Trunk de niño en DBZ y de Pan en GT) o Nonia de la Gala como Bulma. En cuanto al resto del elenco, decir que hacen un excelente trabajo poniendo sentimiento y énfasis a sus personajes.

En definitiva, Dragon Ball Super: Super Hero es una película hecha para los fans más acérrimos, con un argumento muy básico que puede seguir cualquiera que no esté al día con Super. Este puede flojear en ocasiones, haciéndose largo por no pasar nada, y donde dan protagonismo a otros dos personajes clásicos, dejando de lado de forma incoherente y abrupta a los principales de siempre. Una película entretenida sin más, que no aporta nada a la trama principal y donde añaden ciertos guiños de otros momentos claves de Dragon Ball Z.


– Sora Cross

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page