top of page

Entrevistamos a Matthew Blake, el autor de Anna O.

El autor británico nos habla en primera persona acerca de su recién publicado thriller, Anna O.



Aprovechamos la visita de Matthew Blake a Barcelona para que nos explique un poco acerca de su primera novela, Anna O., en cuya contraportada podemos leer:


¿Y si nuestras pesadillas no fueran realmente tales? Pasamos unos treinta y tres años durmiendo, pero ¿que ocurre realmente cuando dormimos y de que somos capaces?

Anna Ogilvy lleva cuatro años sin abrir los ojos. No lo ha hecho desde aquella noche en La Granja en la que la encontraron dormida con un cuchillo de cocina en la mano, la ropa manchada de sangre y los cadáveres de sus dos mejores amigos tendidos cerca. Ha cometido el crimen del siglo y nada ni nadie puede despertarla de la pesadilla.


Quienes creen en su inocencia la llaman Anna O. Quienes creen en su culpa, la Bella Durmiente. Pero nadie puede apartar los ojos de la historia...



Matthew Blake, autror de Anna O. sentado en una escalera manual. Viste con camisa oscura, vaqueros y deportivas.
Fotografía de Inés Baucells

Con C de Cultura: ¡Por fin tenemos tu nueva novela entre manos! Actualmente te encuentras de gira de promoción en diferentes países. ¿Qué te ha llevado a hacer parada en España en particular?

 

Matthew Blake: Bueno, me invitaron y la verdad es que me hizo mucha ilusión. Estoy encantado de estar aquí, de lanzar la novela en España, y espero que a los lectores españoles les guste.

 

El tema de Anna O. gira en torno al sueño y a las cosas misteriosas que hacemos mientras dormimos. Todos hemos tenido esos pensamientos y pesadillas. Habla sobre el sonambulismo, las enfermedades del sueño y cosas por el estilo, pero tiene muchos giros y es muy ágil, con capítulos cortos; es la lectura perfecta para las vacaciones. La combinación de un género emocionante con elementos que invitan a reflexionar seguro que atraerá a los lectores españoles.

 

 

CDC: El título de tu novela es Anna O., y sabemos que fue una persona real, que hubo un caso real relacionado con la psicología justo antes de Freud. ¿Podrías hablarnos un poco sobre esto?

 

MB: Sí, hay una inspiración directa. En el primer libro que Freud escribió con su colaborador, Joseph Breuer, realizaron el primer estudio de caso sobre lo que sería el inicio de la psicología. Trataba sobre una paciente a la que llamaron Anna O., un seudónimo para proteger su identidad real. Creo que su verdadero nombre era Bertha Pappenheim. Es probablemente el estudio de caso más famoso en la historia de la psicología porque se analizaba la conexión entre los síntomas físicos de Anna O., su histeria y las posibles causas psicológicas.

 

En mi novela, Anna O., la protagonista mata a sus dos mejores amigos mientras sonámbula y luego cae en un sueño profundo de cuatro años. El sueño profundo es real. Lo que padece Anna se llama Síndrome de Resignación. La condición de Anna es equivalente a lo que Freud estudiaba, donde el estrés psicológico se manifiesta en enfermedades físicas y la conexión entre la mente y el cuerpo. Anna solo puede despertar si se resuelve la causa de su profundo sueño.

 

Existen muchos ejemplos conocidos de esta enfermedad misteriosa, pero el más famoso es en Suecia, donde niños de países en guerra llegaban buscando asilo, se les negaba, y sin esperanza de futuro, simplemente caían en un sueño del que nadie podía despertarlos. Se cree que el Síndrome de Resignación es causado por la falta de esperanza en la vida de las personas. Y eso es lo que sufre Anna. Y sí, podemos remontarnos a Freud para entender que la mente y el cuerpo están conectados y se comunican mutuamente, explorando así toda la historia de cómo funcionan nuestras mentes.

 

 

CDC: ¿Conocías ya el nombre Anna O., o lo descubriste durante tu investigación?

 

MB: Lo descubrí mientras investigaba. Sabía que quería tener un personaje llamado Anna y pensé: “¿podrás crear un título potente con eso?” Entonces, mientras investigaba sobre los pacientes de Freud y sus personalidades, descubrí que Anna O. era un nombre muy pegadizo. Hay una frase del poeta T. S. Eliot: "Los buenos artistas toman prestado, los grandes artistas roban". No estoy diciendo que sea un gran artista [se ríe] pero me inspiré en eso y pensé, “¡pues lo voy a coger!”

 

 

CDC: En la biografía de tu página web dice que descubrir que un ser humano duerme casi 33 años en su vida te fascinó tanto que fue el impulso que necesitabas para tu novela. ¿Por qué te inspiró tanto este dato a la hora de escribir un thriller?

 

MB: Estaba buscando un tema universal, un tema que resonara con los miedos que gente de todo el mundo podría tener. Hay muy pocos temas que son genuinamente universales y creo que todos los grandes thrillers que disfruto abordan eso de alguna manera.

 

Pensé que el sueño era un tema fantástico; sigue siendo muy misterioso, todos queremos dormir más, todos queremos lograr las ocho horas, pero realmente no sabemos qué ocurre en nuestras mentes cuando dormimos. Simplemente cerramos los ojos, soñamos, tenemos una pesadilla, despertamos y tratamos de olvidarla. Es algo perturbador y simplemente seguimos con nuestro día, pero si realmente pensáramos de dónde vienen esas pesadillas, por qué pensamos esas cosas, qué pasaría si esa pesadilla se hiciera realidad...

 

Si somos sonámbulos, aunque nuestros ojos estén abiertos, nuestro cerebro sigue en modo sueño, por lo tanto, estamos en modo de pesadilla, pero físicamente somos capaces de hacer cosas, así que fácilmente podríamos llevar a cabo algo así. Realmente es una idea increíble. Nos gusta pensar que el sueño es la parte irracional de nuestras mentes y que en nuestra vida diaria controlamos completamente lo que hacemos, pero en el sonambulismo no es así. Pareces estar despierto, pero no lo estás, y por lo tanto, puedes hacer todo tipo de cosas. Y eso es realmente una idea interesante para un thriller.

 


CDC: Uno de los libros más populares relacionados con el sueño es Por qué dormimos, de Matthew Walker. Todavía no lo he leído, pero sé que enloquece a sus lectores porque quieren poner en práctica lo que dice y les resulta una odisea. Quieren dormir pero también quieren seguir con el mismo ritmo de vida, y a veces no es posible tener ambas cosas. ¿Lo has leído?

 

MB: ¡Sí! He leído todos los libros sobre el sueño. Especialmente cuando estaba escribiendo, se convirtió en algo que todos querían entender, usando monitores, analizando el sueño REM y no REM. Aunque entendemos bastante sobre la química del cerebro y cómo funciona todo en cuanto a de dónde vienen las pesadillas, de dónde vienen los sueños, por qué parecen tan convincentes.

 

Y algo que me fascina, que es que personas de todo el mundo, de diferentes continentes y lenguas, incluso quienes no tienen acceso a tecnologías modernas, experimentan los mismos tipos de sueños. Todos tienen sueños de ansiedad, sueños de huir de algo, lo que indica que nuestras mentes están programadas para tener ciertos tipos de sueños. Es un concepto realmente interesante, porque ¿de dónde surge eso? ¿Cómo se nos ocurren esas ideas?

 


CDC: Entiendo que investigaste mucho sobre diversos temas. ¿Cómo fue el proceso de investigación? Porque tuviste que investigar tanto sobre las enfermedades relacionadas con el sueño como sobre el aspecto criminológico de la novela.

 

MB: Fue un proceso exhaustivo, aproximadamente un año de investigación. Sabía que para que el libro funcionara, cuando tuve la idea, tenía que hacerlo creíble y aterrador, y todo debía ser real. Nadie creería una enfermedad o un misterio inventados. Así que mi regla al escribir fue que todo lo mencionado tuviera que haber ocurrido realmente a alguien. Me mantuve fiel a eso.

 

Todo en el libro es auténtico, las personas realmente caen en comas de años, hay quienes matan mientras sonámbulos, todos los artículos mencionados que Anna investiga son reales. Es muy importante ese juego entre la realidad y la ficción.

 

Luego está toda la psicología, la clínica del sueño en Harley Street, a la que llamo el Abbey en la novela, pero que tiene un equivalente real. Hay expertos en sueño. La psicología forense es un campo increíble de investigación. Hay muchos libros y expertos con los que hablar, usando las herramientas de un psicólogo para resolver crímenes y analizar a los delincuentes. Así que sí, fue mucha investigación y selección de lo mejor. Pero estoy contento de que todo en el libro sea auténtico, así que es todo creíble.

 

 

CDC: Además del asunto del sueño, tuviste que representar dos caras de la sociedad. Como dos equipos rivales: los que creen que Anna es inocente y los que creen que es culpable. ¿Cómo encontraste el equilibrio adecuado para no retratar a los malos supermalos o a los buenos superbuenos?

 

MB: Bueno, eso fue una de las cosas que me atrajo del tema del crimen sonámbulo porque divide a los expertos. Así que si miras los casos legales sobre personas que han sido arrestadas y acusadas de asesinato y afirman en su defensa "Yo estaba sonámbulo, así que no puedo ser declarado culpable". En aproximadamente la mitad de esos casos son declarados no culpables por un jurado, en la otra mitad son encontrados culpables de asesinato y tienen cadena perpetua. Así que es una división real y tienes gente muy inteligente en ambos lados de ella y ninguno de ellos realmente puede probar... nunca puedes probar si alguien estaba sonámbulo a menos que estuvieras allí en ese momento, viéndolos sonámbulos.

 

Así que eso me dio, como novelista, siempre buscando una cosa donde haya razón en ambos lados. Así que fue donde hay grandes argumentos en ambos lados y el lector tiene que leer ambos lados y pensar "¿con cuál estoy de acuerdo?" e idealmente quieres que sigan cambiando de lado a medida que llega nueva evidencia. Así que, ya sabes, podrías empezar la novela pensando que Anna es definitivamente culpable de eso, lo cual técnicamente lo es, y luego pensar a medida que la exploración de Ben avanza que, bueno, podría haber circunstancias atenuantes y luego podría haber alguien más involucrado y seguir yendo y viniendo entre "culpable, no culpable". Así que eres interactivo, realmente. Eres parte del solucionador del rompecabezas.

 


CDC: Antes de convertirte en escritor, fuiste investigador y redactor de discursos en la Cámara de los Comunes de Londres. ¿Crees que esta experiencia te ayudó en tu proceso de escritura?

 

MB: Definitivamente, sí. Creo que es un mundo fascinante en el que estar, y conoces a algunos personajes realmente interesantes. Los políticos tienden a tener personalidades bastante grandes, bastante controvertidas, geniales para poner en la página de alguna manera, para usar como tipos de personajes.

 

Así que como una visión de la psicología humana fue muy interesante. Pero también solo en términos de las habilidades que aprendes siendo redactor de discursos, que tienes que mantener el interés de la gente, ya sabes, tienes que tomar a menudo información bastante factual, de alguna manera hacer que mucha gente la escuche y preste atención. Y ese es un trabajo muy difícil, pero estás constantemente pensando en la relación entre la persona que da el discurso y tratando de hacer que la gente lo escuche y creo que eso es un gran entrenamiento para escribir thrillers y ficción comercial porque ese es todo el trabajo realmente. Con miles de libros publicados, estás tratando de hacer que la gente se pare y escuche y se involucre con ello y le importe y así que creo que ese entrenamiento fue realmente útil.

 

 

CDC: La novela ha demostrado ser un éxito hasta ahora. ¿Cómo estás viviendo esta acogida?

 

MB: ¡Sí, un éxito enorme! Bueno, ha sido maravilloso, absolutamente maravilloso, sí. Así que se ha publicado en 40 territorios alrededor del mundo. Está en desarrollo con Netflix en los EE. UU. para una serie de televisión. Los últimos países a los que hemos vendido los derechos son Mongolia, Japón... Creo que lo hemos vendido en todo el mundo.

 

Así que siempre espero que la idea del sueño sea algo realmente interesante para la gente que ama los thrillers e incluso para los lectores generales que aman una buena historia. Y es simplemente increíble ver todas las diferentes portadas y todos los diferentes equipos de publicación y lectores de todo el mundo encontrarse fascinados por esta idea y lo que todos son capaces de hacer, lo que podríamos ser capaces de hacer. Sí, ha sido fenomenal.

 

 

CDC: Hablando de la adaptación de Netflix... ¿Tienes un reparto ideal en mente?

 

MB: Oh sí, bueno, quiero decir que hay potencialmente alguien, un gran nombre que quiere interpretar a Anna. Lamentablemente no puedo decir quién es, pero sería fantástico si pudiéramos conseguirlo.

 

Pero quiero decir, creo que con el libro, particularmente con quizás la ficción comercial, lo que quieres un poco es esbozar los personajes con los trazos más ligeros, un poco, para que la gente tenga sus propias ideas de casting en su mente, así que no eres demasiado prescriptivo. Así que pensé cuando estaba escribiendo, tenía una idea vaga.

 

Así que, por ejemplo, el audiolibro lo lee Dan Stevens, que estuvo en Downton Abbey y La bella y la bestia. Alguien como él estaba muy en mi mente. Y fue perfecto para eso, pero no elegí un actor para cada parte e imaginé a alguien, era solo un tipo de personaje creo, y luego espero que el lector, cuando lo lea, tenga su propia versión de cada personaje, y creo que esa es parte de la magia de ser una novela y luego obviamente si se convierte en una adaptación en pantalla es diferente porque todo eso está ahí para ti pero el compromiso del lector dentro de todo eso creo que es la alegría de leer creo.

 

 

CDC: ¿Estarás involucrado de alguna manera en la serie?

 

MB: Sí, definitivamente. Seré productor ejecutivo y escribiré algunos de los episodios también.

 

 

CDC: Por último, ¿puedes contarnos un poco acerca de tus proyectos futuros? Supongo que estarás muy ocupado con el desarrollo de la serie, pero ¿tienes algo más en tu lista?

 

MB: Sí, literalmente ayer desde mi habitación de hotel arriba envié la versión muy final del próximo libro. Así que está ambientado en París y trata sobre la memoria falsa. Y es otro psicólogo como personaje principal. Su abuela tiene demencia y pérdida de memoria y termina confesando un crimen grave en su pasado. Y la nieta que es experta en memoria falsa tiene que averiguar, ¿es esta confesión resultado de un trastorno de la memoria? ¿Es una memoria falsa? ¿Podría haber ocurrido realmente? ¿Ha estado la abuela de alguna manera cuando tenía todas sus facultades mentales reprimiendo deliberadamente algo y luego cuando ya no está del todo en control, sale?

 

Hay muchos casos increíbles sobre dónde han ocurrido esas cosas y las personas mientras están en control, o si tienes demencia, olvidas lo que quieres recordar pero empiezas a recordar lo que quieres olvidar. Así que mira todas esas cosas pero ha sido muy divertido escribir.

50 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page