top of page

Francisco Ibáñez: el genio del humor gráfico español



Francisco Ibáñez fue un dibujante y guionista de cómics español, creador de personajes tan populares como "Mortadelo y Filemón", "13 Rue del Percebe", "Rompetechos" o "El botones Sacarino". Su obra se caracteriza por un humor absurdo, disparatado y lleno de referencias a la actualidad social y política. Ibáñez es considerado uno de los maestros del cómic español y un icono de varias generaciones de lectores.


Biografía de Francisco Ibáñez

Francisco Ibáñez nació en Barcelona el 15 de marzo de 1936, en el seno de una familia humilde. Desde niño mostró una gran afición por los tebeos y el cine cómico estadounidense. A los once años publicó su primer dibujo en la revista Chicos y a los veinte empezó a colaborar profesionalmente en diversas publicaciones infantiles y humorísticas.



En 1957 entró a trabajar en la Editorial Bruguera, donde creó sus series más famosas, como "Mortadelo y Filemón" (1958), una pareja de detectives torpes e incompetentes que trabajan para la T.I.A., una parodia de la CIA; "13 Rue del Percebe" (1961), una viñeta única que muestra las disparatadas situaciones que ocurren en un edificio; "Rompetechos" (1964), un hombre bajito y miope que vive todo tipo de aventuras y malentendidos; o "El botones Sacarino" (1963), un empleado de una oficina que provoca el caos con sus ocurrencias.


Ibáñez se convirtió en el autor más prolífico y exitoso de la Escuela Bruguera, un estilo de cómic humorístico que marcó una época en España. Sus historietas se publicaron en revistas como Pulgarcito, Tío Vivo, DDT o Super Mortadelo, y también se editaron en álbumes y colecciones. Además, sus personajes saltaron al cine, la televisión, el teatro y el merchandising.



Trayectoria de Francisco Ibáñez

Francisco Ibáñez continuó dibujando y escribiendo cómics hasta su fallecimiento, ocurrido el 15 de julio de 2023, a los 87 años de edad. A lo largo de su carrera, creó más de 200 personajes y series, algunas de ellas con colaboradores como Joaquín Cera o Juan Manuel Muñoz. También realizó adaptaciones de obras literarias como El Quijote, El Lazarillo de Tormes o Los viajes de Gulliver.


Su obra ha sido traducida a más de treinta idiomas y ha vendido más de 200 millones de ejemplares en todo el mundo. Su personaje más emblemático, Mortadelo, ha sido reconocido como el mejor cómic español del siglo XX por los lectores y los críticos. Además, Ibáñez ha recibido numerosos premios y distinciones por su trayectoria, como el Gran Premio del Salón Internacional del Cómic de Barcelona (1994), la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2002) o la Cruz de Sant Jordi (2021).


Legado de Francisco Ibáñez

Francisco Ibáñez ha dejado un legado imborrable en la historia del cómic español y mundial. Su humor irreverente, ingenioso y universal ha hecho reír a varias generaciones de lectores y ha influido en muchos otros autores posteriores. Sus personajes son parte del imaginario colectivo y han trascendido el ámbito del cómic para convertirse en iconos culturales.


Su obra ha sido objeto de numerosos estudios, exposiciones, homenajes y reconocimientos. En 2015 se inauguró el Museo Francisco Ibáñez en Cornellà de Llobregat (Barcelona), donde se exhibe una parte importante de su obra original. En 2018 se celebró el 60 aniversario de la creación de Mortadelo y Filemón con diversos actos y publicaciones. En 2023, tras su fallecimiento, se le dedicó un funeral multitudinario y emotivo, en el que sonó la canción «Las pequeñas cosas» de Joan Manuel Serrat, una de sus preferidas.



Francisco Ibáñez fue un genio del humor gráfico español, un autor que supo retratar con ironía y sarcasmo la realidad de su tiempo y que nos dejó un legado de risas y diversión que perdurará para siempre.


144 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page