top of page

¡GODARD HA MUERTO, VIVA GODARD!


Conocido como l`enfant terrible del cine francés, Jean-Luc Godard ha sido admirado por cineastas, cinéfilos y estudiantes de cine del mundo entero. 

El cine de Godard porta la etiqueta de cine de autor. ¡Y bien merecido! Durante décadas no paró de pensar, crear, hacer, revolucionar y experimentar para ofrecernos su visión autoral sobre la vida y el cine.


“EL CINE NO ES UN ARTE QUE FILMA LA VIDA, EL CINE ESTÁ ENTRE EL ARTE Y LA VIDA”

En los años cincuenta Godard fue crítico de la naciente revista Cahiers du cinema; en los sesenta, con su película Sin aliento oAl final de la escapada (1960) inicia junto a Truffaut lo que se conoce como Nouvelle Vague. De esa época son las obras maestras: Pierrot le fou (1965), Vivir su vida (1962), El desprecio (1963), Banda aparte (1964), La Chinoise (1967). Este periodo es el más difundido, conocido y estudiado.



Durante mayo de 1968, Godard participa activamente en los llamadosCinétracts, idea del cineasta Chris Marker, eran cortometrajes mudos filmados con la intención de suscitar la discusión y la acción. (Decían: “¡Intentemos expresar a través de los cinétracts nuestros pensamientos y nuestras reacciones!). No olvidemos que el mayo francés fue una explosión de la política del arte o del arte político a través de los grafitis, panfletos, carteles, películas, etc. Este tipo de películas económicas, según palabras de Godard: “…servían para ayudar a entender a los profesionales que hacen películas que deben trabajar con personas que no se dedican a ello y, dado que la ejecución es tan sencilla, las personas entenderán que los problemas del cine son en realidad sencillos, y que se complican solo porque la situación política los complica. Las películas deben realizarse en torno a una idea política…”




“TÚ NO HACES UNA PELÍCULA, LA PELÍCULA TE HACE A TI”

En los años ochenta, siempre a la Vanguardia, experimenta con el video realizando películas para la televisión, de esa época tenemos la trilogía de lo sublime: Pasión (1982), Nombre: Carmen (1983), Yo te saludo María. (1985).  

En los años noventa entrega al cine mundial su opus magna las Histoire(s) du cinéma (1988–1998) Una la mirada consciente sobre la Historia del Cine. Usa la técnica del collage: fragmentos de films, textos, citas, fotos, cuadros, fragmentos musicales, sonidos, y lecturas a cargo de narradores de excepción (Juliette Binoche, Alain Cuny, Julie Delpy y el propio Godard).

En el siglo XXI estrena Film Socialisme (2010), Adiós al lenguaje (2014) y El libro de imágenes (2018). Godard nos ofrece una lúcida reflexión del cine como instrumento de pensamiento, y no como exclusiva herramienta mercantil o de entretenimiento.

“LOS TRAVELLINGS SON UNA CUESTIÓN MORAL”





El cine tiene sus propias reglas y cada película será juzgada por el modo (autoral) que ha elegido para dar a ver. La autoría supone pensar qué mostrar y qué dejar afuera del encuadre, cuánto debería durar un travelling, cómo hacerlo, hasta dónde llevarlo y desde qué distancia. En el montaje, qué cortar y qué dejar. En todas esas decisiones se juega  la moral de un cineasta. Jean Luc Godard es capaz de fusionar el film con el mundo, convocando al espectador a comparecer en la pantalla con la idea de que la película le devuelva una imagen más precisa de lo real. Dueño de un estilo inconfundible; no existe una línea que divida su filmografía entre buenas y malas películas, siempre será posible reconocer su singular visión sobre el mundo expresada en la puesta en escena, en donde moral y estética son la misma cosa.


Sus películas, su legado a la humanidad, han de ser vistas una y mil veces para apreciar el sello de identidad. Nombrarlo es nombrar al séptimo arte.


¡Godard ha muerto, viva Godard!

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page