top of page

Grandes del Góspel: hablamos con el director artístico acerca de este festival



En la XXIX edición, cinco agrupaciones, que rinden tributo a Whitney Houston, B.B. King o a la música funeral de Nueva Orleans, actuarán durante el puente de diciembre en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa de Madrid


"El arte es el medio amable para lanzar un mensaje y calar en la gente", nos contaba Rozalén en la alfombra rosa del concierto de Cadena 100 Por Ellas. Y no se equivocaba. La música nos transmite emociones como alegría, tristeza, amor, miedo e incluso anhelos de libertad. La pluma es más poderosa que la espada, por eso, aunque las canciones no matan como las balas, dejan heridas sin cicatrizar. Así surgieron diversos géneros musicales como el canto protesta o el góspel como armas contra el totalitarismo, la opresión y en el caso de este último, frente a la esclavitud de una comunidad vapuleada por los siglos y los siglos amén no solo en Estados Unidos sino también en el resto del mundo: los negros. Y ¡no!, no son personas de color porque últimamente se peca de lo políticamente correcto y se roza el racismo.


En campos de algodón, entre grilletes y latigazos, en la década de los treinta, los esclavos cantaban a Dios en búsqueda de libertad. La música espiritual sale del corazón y te acaricia el alma. Comprados, transportados en barcos, vendidos, golpeados, insultados, violados y asesinados, pese a esto seguían dando voz a su historia porque para ellos era su hogar, su iglesia, su refugio. Del 29 de noviembre al 10 de diciembre, Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa de Madrid acoge un año más el festival Grandes del Góspel, que nació para acercar las vivencias, las creencias y la cultura de la comunidad afroamericana a España. Tirando muros y creando puentes.



“El góspel no es un género musical tradicional en España. A lo mejor una vez cada setenta años, tenías la suerte de disfrutar de un concierto”, explicó el director artístico, Luis Manjarrés, durante la presentación del festival. Con formación en jazz y tras participar en varias filarmónicas interpretando música negra, vio una gran oportunidad a la hora de traer este estilo a nuestra tierra. A punto de cumplir treinta ediciones, considera que lo más interesante del certamen es su lado sociológico ya que “da igual que estés en una iglesia en Ribadesella o en un teatro madrileño, el público siempre se sorprende”.


Popularmente, en Estados Unidos, el góspel son canciones religiosas, que se cantan en las iglesias y catedrales y su público mayoritariamente es creyente. En Europa, es todo lo contrario. Según Manjarrés “mientras que al otro lado del Atlántico, este género es considerado una cultura con mayúsculas, ya que se narra la historia y las vivencias afroamericanas, en el resto de países, es un espectáculo”. La accesibilidad de la música para los estadounidenses frente a la no gratuidad para los europeos.


Este festival presenta este año un programa cargado de grandes voces del góspel americano. El público podrá disfrutar durante este puente de diciembre de dos producciones propias a cargo de The New Orleans Gospel Stars - un homenaje a una ciudad embrujada - y Chicago Mass Choir - un tributo al legendario B.B. King -. Además, regresan los clásicos del certamen como Gospel4kids - un espectáculo para toda la familia - y Madrid Oh Happy Day, que pondrá el broche final. Su director artístico ha señalado que la novedad con respecto a otras ediciones es que “los grupos son corales y se incluyen nuevos géneros musicales como el jazz funeral de Nueva Orleans”.



Este fin de semana, Harlem Gospel Choir se sube al escenario para homenajear a Whitney Houston. Formado por once componentes, este grupo ha actuado con Bono de U2, Diana Ross, Sam Smith y Pharrell Williams. Este año, se encuentra de gira con el proyecto especial ‘Celebrating 60 years of Whitney Houston’, donde se realiza un recorrido por la música de ‘The Voice’. Luis Manjarrés ha explicado que “todas las cantantes negras estadounidenses comenzaron su carrera en coros de la iglesia como Aretha Franklin”. Por eso, este festival sirve para acercar el lado musical más desconocido de las artistas al público.


Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa de Madrid se convierte otro año más en la casa del góspel. Sentimiento, libertad y diversión no faltarán este mes de diciembre. No importa de dónde vengamos, ni nuestra raza ni nuestra religión, cuando se apagan las luces y comienza la función, todos somos iguales ante a un mundo exterior de discriminación.

40 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page