top of page

Inma Rubiales: “Debemos aspirar a un amor sano, sincero, respetuoso, basado en la comunicación”



Después de 'Hasta que nos quedemos sin estrellas' y 'El arte de ser nosotros', la escritora extremeña de 21 años presenta su tercera novela ‘Todos los lugares que mantuvimos en secreto’, de la editorial Planeta


Defreds decía que “el desamor es como estar una noche de invierno bajo el agua de una ducha calentita y que sin avisar se acabe el gas. Frío por todos lados”. A veces, el amor padece hipotermia. El dejar de sentir el cariño, la complicidad y la preocupación de ser amado, un bajo cero en el termostato. Pequeñas esquirlas de nuestro corazón, necesitado de un calor que reconstituya. Si se descuida con falsas promesas y pocos ‘te quieros’, se apaga. Una sensación punzante y extraña, como andar desnudo, que hace que apreciemos que nos falta algo. Una prenda revestida de sentimientos que en realidad, lo es TODO. A la deriva, en una tundra de soledad y vacío, en días anaranjados, en busca de esa chispa por la que murieron los amantes de Verona.


Dos grandes superventas a su espalda, la escritora de Extremadura, que reside actualmente en Sevilla, Inma Rubiales, “con una vida aburridamente sencilla, me encanta leer, escuchar música y pasar tiempo con mi familia, amigos y mascotas”, desea que nos volvamos a enamorar como la primera vez. Tras dar sus primeros pasos literarios, repartiendo en clase fotocopias de sus relatos publicados en un blog, y sus segundas zancadas en la plataforma Wattpad, “el escaparate para cumplir mis sueños y charlar con mis lectores”, presenta su última novela ‘Todos los lugares que mantuvimos en secreto’, de la editorial Planeta. Una taza de chocolate caliente para que nuestros ojos tengan chiribitas y nuestros estómagos, mariposas, en estos invernales días.



“Tras hablar con una amiga, como curiosidad, me metí en Google Maps, cogí el muñequito, lo solté en un punto aleatorio de Finlandia y cayó en Sarkola, un pueblo poco turístico, rodeado de un lago y bosque, con cabañas de madera y mucha nieve. Era lo que buscaba”, explica Inma Rubiales acerca de cómo el destino eligió el escenario, donde se desarrolla la historia de amor de Maeve y Connor, su ojito derecho o como bien recalca, “mi personaje predilecto de todas las novelas que he escrito”.


Esta promesa de 21 años de la literatura romántica juvenil, que aún siente el cosquilleo de las primeras veces cada vez que ve un ejemplar suyo en una librería, afirma que “todo el mundo debería aspirar a un amor sano, sincero, respetuoso, basado en la comunicación”. A pesar de que sus obras están catalogadas como romance, y que en un futuro, se adentrará en la fantasía, “me gusta escribir en mis novelas sobre los miedos, las inseguridades y los problemas que tienen cada uno de los personajes”. Además, Rubiales señala que “soy como Taylor Swift. Meto vivencias propias para que la gente conecte con la trama y se sienta identificada. ¿Quién no ha tenido miedo a morir sin hacer nada que no merezca la pena como Maeve? ¿Quién no ha sido alguna vez complaciente con el resto como Connor?”.



Con sentimientos encontrados a la hora de querer o no ver una obra suya en un proyecto audiovisual, “soy muy clásica. Hay veces, que en las adaptaciones se pierde esa magia que se crea en la imaginación del lector”, la autora de 'Hasta que nos quedemos sin estrellas' y 'El arte de ser nosotros', afirma que Taylor Swift y Gracie Adams ponen las notas musicales a su proceso creativo, que al igual que otros escritores, encuentra entre capítulos y epílogos sus momentos de bloqueo. Con su libreta siempre roja y apuntando todo lo que se le pasa por la cabeza, Inma Rubiales se encuentra ahora de gira por España. Cuando se acercan seguidores a sus firmas y le preguntan que les dé un consejo, dice “leer un montón y escribir sin ningún miedo, aunque los primeros borradores no os gusten”.


“Si estás buscando una novela de romance, ambientada en un lugar muy mágico y especial, que aborde temas complejos como la salud mental, la familia, la autoestima, que os haga reír y llorar, id a las librerías”. Ya sabéis si aún no habéis comprado el regalo de San Valentín o estáis buscando encarecidamente esa chispa que descongele vuestro corazón, ‘Todos los lugares que mantuvimos en secreto’ es la experiencia literaria para dejarse achuchar aquí y en Finlandia. ¡Febrero con las novelas de Inma Rubiales es más romántico!.

Comments


bottom of page