top of page

SPIDERHEAD: La dosis desaprovechada de Joseph Kosinski – Crítica







2022 ha resultado ser el año de Joseph Kosinski por convertirse en una temporada en la que ha probado suerte con dos obras cinematográficas. Con su primera baza, Top Gun: Maverick, rescató de los cimientos una versión de los años 80 que ha terminado siendo todo un éxito de crítica y taquilla. Por el contrario, Spiderhead, su segunda apuesta, ha pasado más discretamente entre el público si la comparamos con la anterior; pero no por ello debemos subestimarla por su concepto.


UN GRAN CAST EN UNA HISTORIA PROMETEDORA


Chris Hemsworth y Miles Teller son las figuras que dirigen el rumbo de la película. Spiderhead tiene lugar en una penitenciaría, situada en el medio del mar, en la que un grupo de presidiarios se ofrecen a ser sometidos a experimentos médicos a cambio de que la pena se les acorte. Esto se traduce en que utilicen con ellos dosis con las que buscan generar emociones; ya sea risa, enamoramiento o dolor.



UN BUEN CONCEPTO MAL APROVECHADO


Basada en el relato Escape from Spiderhead de George Saunders, la cinta de Kosinski dispone de un punto de partida cuanto menos interesante y que tiene todas las papeletas de llegar a lo más visto dentro del catálogo de esta temporada de Netflix. No obstante, se cuestiona si el rumbo que toma a lo largo de la trama es el más acertado.


Más allá de su concepto como historia distópica, Kosinski aprovecha que la película se desarrolla en un interior como único espacio físico para utilizar un juego de colores y unos planos chillones que van acordes con ese escenario tan claustrofóbico con el que quiere jugar el director. Sin embargo, considero que su fallo principal radica en cómo la película introduce a sus personajes.




La razón se debe a que el espectador tarda tiempo en comprender el motivo por el que sus personajes realmente se encuentran recluidos en el complejo. Su desarrollo en el largometraje se reduce principalmente en el del presidiario principal, por lo que al público le toma tiempo empatizar, además de que el protagonismo de algunos de los presos sea dejado de lado, como el de Lizzy o Heather. Y, si no fuera menos, no logramos entender del todo las atrocidades de Abnesti (Chris Hemsworth), que es, junto a Teller, el personaje pilar de la historia y que más curiosidad suscita.


UN ENTRETENIMIENTO CARGADO DE TECNICÍSMOS



De un trasfondo escaso y tardío de personajes, lo que al menos se espera de Spiderhead es de que cuente con una mayor atención puesta hacia su historia. Nada más lejos de la realidad, en cuanto al concepto de la película se refiere, Kosinski toma un giro que se cuestiona si es el más adecuado.



En lugar de haberse enfocado quizás más en jugar con el género de la ciencia ficción entre los distintos productos farmacéuticos y la incertidumbre de los presidiarios por ver qué será lo siguiente a lo que se verán amenazados, la obra se centra a veces más en conversaciones intrascendentes y momentos que sirven para alargar una historia que al final se vuelve predecible.


El Darkenfloxx precisamente no ganará en lo absoluto la misma relevancia a posteriori que la técnica Ludovico de La Naranja Mecánica dentro de la cultura popular. En contraposición, lo que sí que podemos decir es que Spiderhead es una cinta entretenida para el público interesado en el género, aunque deje que desear con respecto al enfoque que toma a lo largo de la trama.

-Víctor Vicente

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page