top of page

Crítica | "Sex Education 4"

Una de las series originales de Netflix con más éxito


Tráiler final de "Sex Education". | YouTube


La cuarta y última temporada de “Sex Education“ pone punto y final a todo un largo recorrido. En esta obra hemos visto de qué manera se ha desarrollado una de las series más famosas de Netflix, que enganchó a la audiencia por narrar una historia bastante atrevida y contar con un casting con mucho talento.


En la última entrega, se encuentra Cavendish como una de las localizaciones principales. Se trata, comparado con Moordale Secondary School, de un centro de estudios extremadamente progresista que enfatiza valores como el no a la gente con discapacidad, la sostenibilidad y la salud mental. Un lugar donde el alumnado más popular es el más inclusivo, siempre son positivos y no hablan de cotilleos.


En cuanto a la trama principal, el protagonista, Otis Milburn (Asa Butterfield), se tira toda esta cuarta parte intentando establecer y mejorar su relación amorosa y sexual con Maeve Wiley. También hay otra trama por debajo de esta y más corta: Conseguir ser el único terapeuta sexual del instituto, ya que Cavendish tiene la suya propia de antes. Ambas están bien estructuradas y correctas.


Otis Milburn (Asa Butterfield) en "Sex Education". | Netflix


De hecho, lo que más me ha gustado es que Otis al fin y al cabo se lleva bien con su competencia y que esta saca a la luz que es asexual, por lo que la serie incluye temas LGBT menos visibles. El final de la trama con Maeve es esperada desgraciadamente.


Ahora veamos las tramas secundarias, las de los personajes secundarios pero muy importantes para la historia de Otis. Algunos más que otros. En primer lugar, Eric Effiong (Ncuti Gatwa), el mejor amigo de Otis. Su relato se centra en seguir a su religión y ser aceptado de alguna forma, cosa que al final no consigue pero sí es bien visto por su familia y por él mismo. Una historia un poco dura y muy valiente. Por otra parte, tiene una crisis amistosa con el protagonista por el camino. Esta última me parece algo superficial, poco trabajada en el guion.


Eric Effiong (Ncuti Gatwa) en "Sex Education". | Netflix


Otra trama secundaria es la de la madre de Otis. La sexóloga Jean Milburn (Gillian Anderson) tiene que lograr poner su vida en orden debido al caos que se crea por estar su hermana en casa metida, por cuidar a su bebé y por apoyar a su hijo adolescente en una edad muy mala. Un relato bastante complejo pero que acaba bien. Aquí sí se nota lo bien escrito que está el guion.


Jean Milburn (Gillian Anderson) en "Sex Education". | Netflix


En el caso de Maeve Wiley (Emma Mackey), la trama es conseguir su sueño de ser escritora. Para ello, se va a Estados Unidos. No obstante, extraña a Otis y a los amigos que dejó en su tierra natal, a la que vuelve debido a la muerte de su madre drogadicta. Además, tiene que superar varios problemas con su hermano, quien acaba yéndose supuestamente para limpiarse de la droga que consumía hasta ahora. Siento que es un personaje bien construido y con tramas muy comunes, cualquier persona puede sentirse identificada con todo lo que pasa Maeve.


Maeve Wiley (Emma Mackey) en "Sex Education". | Netflix


Cal (Dua Saleh) es mi personaje favorito de esta temporada. Es una persona no binaria que durante toda la obra sufre una fuerte disforia, por lo que quiere operarse los pechos lo antes posible para verse como realmente quiere verse. Su trama es muy común en las personas trans y nb. Lo que ocurre es que ha faltado una escena final donde se le viera en una camilla de hospital recién operade o algo parecido, porque todos y todas tienen su última escena consiguiendo o no su propósito menos elle. Por tanto, pienso que es un buen personaje pero poco trabajado y sin final merecido.


Cal (Dua Saleh) en "Sex Education". | Netflix


Aquí no están todas las tramas de la cuarta temporada de "Sex Education", pero sí las principales y las que más han llamado la atención de los espectadores. Si empezaste la serie y no sabes si ver esta última parte, haznos caso y mírala, porque merece mucho la pena. Está muy bien cerrada y cuenta con nuevos valores.

Comentários


bottom of page